Crisis en Siria Medio Oriente Religión

Bruselas, el terrorismo y los refugiados

5176
Bruselas, militarizada. La ciudad sufrió un ataque terrorista a pesar del estado de alerta en el que se encontraban las fuerzas de seguridad (foto: theguardian.com)

El ataque de hoy en Bruselas (Bélgica) arroja hasta ahora unos 34 muertos y al menos 200 heridos. Los objetivos fueron el aeropuerto internacional más importante del país y la estación de subte de Maelbeek, ubicada bajo la avenida más importante de la ciudad. Estado Islámico (EI) asumió la responsabilidad de los atentados, días después de que Salah Abdeslam, directamente involucrado en los ataques en París de noviembre pasado, fuese atrapado por la policía belga.

266519-620-282
Pintadas como esta aparecieron tras los atentados en una plaza del centro de la ciudad (foto: 20minutos.es)

Estos últimos meses han sido convulsionados para Europa. Han sido, en realidad, de mucha convulsión para todo el mundo: no hay que olvidar los atentados en Egipto, Somalia, Nigeria, Yemen, Túnez… y ni siquiera mencionemos las “zonas de guerra” en Siria e Irak. Pero, como sabemos, los problemas europeos reciben otra atención por los medios de comunicación, lo que implica la generación de otro registro de sensibilidad. En primer lugar, es lógico afirmar que Europa y el mundo están en guerra, en una guerra distinta, esporádica pero continua, desde hace más de una década. El adversario ha tomado formas distintas: los Talibanes, Al-Qaeda, ISIS, Estado Islámico, Boko Haram…

IS-flag
La materialización del odio, aunque sea solo una de sus caras… (foto: betanews.com)

Como decíamos, el conflicto es global. Esas organizaciones no solo atacan Europa, aunque sea el Viejo Continente el que más nos sensibiliza. La crisis de refugiados es enorme: solo en Siria hubo más de 4 millones de personas saliendo del país en el 2015, según cifras del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), de los cuales casi la mitad (45%) intentó ingresar a Europa a través de Turquía. En Líbano hay un millón y medio de refugiados formales, sin contar los que ingresaron bajo los auspicios de parientes o amigos residentes en ese país. En Jordania se cuentan en cientos de miles. Hay que decirlo: este fenómeno de los refugiados está conectado con las sociedades empobrecidas por la guerra civil y las tiranías que los mismos grupos que asedian Europa instalan a su paso. No queda otra opción que buscar refugio en esos países a los que de algún modo conocen (su cultura, su idioma, sus costumbres) porque, de hecho, fueron, en el caso europeo, sus ocupantes en décadas pasadas.

No hay, por tanto, víctimas y victimarios separados por civilizaciones antagónicas. Hay víctimas, así, en general, de estos nuevos grupos terroristas transnacionales con un discurso fanático religioso. Estos “enemigos” no son los únicos, pero sí los más exitosos. Los perjudicados, por su parte, no tienen distinción de raza, religión o lengua. Entre sus beneficiarios, buscados o no, se encuentra la xenofobia de ciertos sectores políticos europeos en ascenso. Como si ambos extremismos hubiesen sellado, sin saberlo, una especie de maléfica sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: